29 abril
Agua Micelar ¿Cómo y cuándo usarla?

¿Qué es el Agua Micelar?

El agua micelar es un producto formulado a base de agua y micelas. Las micelas son las protagonistas de este producto, ya que son las moléculas capaces de atraer la suciedad y la grasa de la piel sin dañar la función barrera. Tienen la capacidad de arrastrar todas las partículas externas que pueden ser nocivas a la hora de mantener nuestro rostro limpio como son las partículas de suciedad, maquillaje e impurezas. Una vez que las micelas han atrapado estos elementos, los transportan a través de la base acuosa para aislarlos y poder eliminarlos de la piel.

Esta capacidad de las micelas se debe a que tienen dos polos: hidrófilo y lipófilo. El hidrófilo es compatible con el agua mientras que el lipófilo atrapa las partículas grasas que son idisolubles en el agua. Gracias a esto atrae las impurezas como maquillaje, células muertas y sebo y para separarlas del medio acuoso y que podamos retirarlas de nuestro cutis. Actúa como un imán.

El agua micelar tiene la capacidad de eliminar todo el maquillaje, el sebo y las impurezas de una sola vez sin que la piel se vea afectada. Es apta para las pieles más sensibles e irritadas gracias a la ausencia de parabenos y alcohol, y otros elementos nada beneficiosos de siliconas, perfumes y aceites minerales. Se recomienda su uso en estas pieles para evitar que se vean afectadas por las impurezas.

¿Cómo utilizar el Agua Micelar correctamente?

Aplicar el Agua Micelar en tu rostro es muy sencillo: Coge un algodón (un disco es lo ideal) y empápalo de este producto. Lo único que tienes que hacer es pasarlo por tu cara haciendo movimientos circulares. Después de haber pasado el algodón por todo tu rostro, repite el proceso si lo crees necesario.

¿Cuándo aplicar el Agua Micelar?

Hay quienes solo la utilizan una vez al día por la noche, ya que su objetivo es limpiar la piel del maquillaje que hemos utilizado durante la jornada y de las impurezas que pueda haber recogido la piel durante todas esas horas. Lo ideal es utilizar el agua micelar un par de veces al día: por la mañana para librar al cutis de la grasa que se ha generado durante la noche y prepararla para el maquillaje, luego por la noche también es necesaria para eliminar el maquillaje que hemos aplicado y otros resíduos. Antes de irnos a la cama, es muy importante limpiar la piel aplicando agua micelar aunque no hayamos utilizado maquillaje, ya que hay que eliminar de nuestra cara todas las posibles impurezas que se acumulan a lo largo de la jornada.

Comentarios (0)

Escriba un comentario